Inicio Contacto empleo citasfolk1 facebook
twitter1

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Tratamiento del dolor

Definición del dolor

El dolor es una experiencia sensorial y emocional (subjetiva), generalmente desagradable, que pueden experimentar todos aquellos seres vivos que disponen de un sistema nervioso central. Es una experiencia asociada a una lesión tisular o expresada como si ésta existiera.

El dolor es el sistema de alarma del cuerpo que indica que algo anda mal. Cuando existe algún daño en su cuerpo, los nervios del área afectada liberan sustancias químicas llamadas neurotransmisores. Otros nervios envían estas señales químicas a su cerebro, donde se identifican como dolor.

El dolor a menudo le dice que es hora de actuar. Por ejemplo, si toca una hornilla ardiendo, las señales de dolor de su cerebro le hacen retirar la mano. Esta clase de dolor le ayuda a protegerse.

El dolor duradero (crónico), como el que acompaña a la artritis o a la fibromialgia es distinto. Si bien le dice que algo anda mal, es con frecuencia difícil de aliviar. Controlar este tipo de dolor es esencial para mejorar su calidad de vida y sensación de bienestar.

Las personas reaccionan de manera distinta al dolor por diversas razones. Los factores físicos incluyen sensibilidad de su sistema nervioso y grado de avance de su artritis. Entre los aspectos sociales y emocionales se cuentan sus miedos y ansiedades ante el dolor, experiencias anteriores con el dolor, nivel de energía, actitud hacia su condición y la manera en que las personas que le rodean reaccionan al dolor.

Las señales de dolor viajan por el sistema de nervios de su cerebro y médula espinal. A veces su cuerpo trata de detener estas señales creando neurotransmisores que ayudan a bloquear las señales de dolor. Estas sustancias, llamadas endorfinas, son como los analgésicos derivados de la morfina, que disminuyen la sensación de dolor.

Diversos factores hacen que el cuerpo produzcan endorfinas. Entre estos factores se encuentran sus propios pensamientos y emociones. Por ejemplo, un padre que lleva a sus hijos a la escuela tiene un accidente en el auto. Está tan preocupado por sus hijos que a menudo no siente el dolor de su propio brazo fracturado. El interés por sus hijos provoca la liberación natural de endorfinas, que inhiben la señal de dolor y previenen que note el dolor.

El cuerpo también genera endorfinas en respuesta a factores externos, como las medicinas. La codeína es un ejemplo de un poderoso fármaco que inhibe el dolor. Otros métodos de control de dolor externo son los tratamientos de aplicación de calor y frío, que pueden estimular a que el cuerpo libere endorfinas o inhiba las señales de dolor por otros medios.

Tratamiento

El tratamiento actual del dolor se basa en estrategias dirigidas a los mecanismos que lo producen y mantienen.

El tratamiento del dolor difiere según sea autolimitado o persistente. El paciente con dolor prolongado requiere la atención de un equipo multidisciplinario. El síntoma es producido por trastornos físicos y por la combinación de factores fisiológicos, patológicos, emocionales, psicológicos, cognitivos, ambientales y sociales. Los mecanismos que desencadenan y mantienen el dolor son fundamentales para su control. Los avances en el campo de la neurobiología, que revelan la compleja integración de la actividad de las células nerviosas, han generado un cambio fundamental en la actitud y expectativas frente a este tema. Actualmente, los profesionales de la salud esperan controlar el dolor mediante estrategias preventivas y activas que incluyen intervenciones farmacológicas, físicas y psicosociales.

Percepción del dolor

Que un estímulo se convierta en doloroso depende de numerosos factores. Los centros superiores pueden bloquear o aumentar el mensaje de modo completo o parcial mediante actividades conductuales, cognitivas, psicológicas, biológicas o farmacológicas. Las respuestas normales frente a un estímulo desagradable comprenden el reconocimiento de la sensación de dolor y la evasión de la actividad. Estas respuestas pueden expresarse como consecuencias sensitivas, motoras, cognitivas, motivacionales y de la atención. La modulación del proceso sensitivo se produce en todos los niveles de la actividad neuronal, desde la periferia hacia la corteza. Por lo tanto, la percepción de un estímulo y las respuestas pueden variar.

Debido a que el dolor es esencialmente subjetivo y la medición de su calidad se basa en conceptos verbales, la definición de sensación dolorosa en los seres humanos tuvo que ser estandarizada para su medición y tratamiento. Los conceptos han variado con el tiempo, desde el enfoque neuroanatómico hasta la modulación y la neuroplasticidad, patrones e interacciones que son el centro de las investigaciones. En la actualidad se considera que la sensación dolorosa puede producirse en ausencia de lesión tisular y que posee un componente de desagrado con una base cognitiva. El reconocimiento de estas nuevas ideas permitirá un mejor control del dolor sin compromiso tisular o excesivamente prolongado para el estímulo que lo origina. Un ejemplo basado en la evidencia clínica lo constituye la lumbalgia, cuyo tratamiento ha cambiado notablemente del reposo al movimiento.

Unidad del dolor

Se centra en el estudio, la investigación, diagnóstico y tratamiento del dolor que presente el paciente, ya sea leve, grave o crónico, con el fin de mejorar la calidad de vida de los mismos.

Es frecuente que nos encontremos con padecimientos en los cuales el dolor se convierte en el protagonista fundamental. En muchas ocasiones, tanto para el diagnóstico como para el tratamiento, se necesitan distintos especialistas y recursos técnicos.

Tiene como objetivo fundamental el alivio del dolor y el sufrimiento asociado, mediante todas las técnicas terapéuticas de las que dispone la ciencia hoy día.

Con carácter totalmente de equipo en el cual participen distintos profesionales: especialistas médicos (anestesiólogo, neurólogo, traumatólogo, internista, psiquiatra, psicólogos, fisioterapia y enfermería).

Tratamientos

  • Tratamiento Farmacológico: tratamiento especializado con fármacos específicos para cada tipo de dolor. Últimos fármacos que la investigación nos proporciona, tanto en formulación oral como transdérmica, intranasal etc...
  • Estimulación eléctrica transcutánea
  • Medicación mediante iontoforesis
  • Técnicas de infiltración: Cuando el tratamiento farmacológico no es suficiente para controlar el dolor a veces es necesario administrar medicación mediante una aguja o neuromodular la conducción dolorosa.
  • Radiofrecuencia clásica y Pulsada
  • Neuroestimulación medular
  • Infusión espinal fármacos: bombas programables totalmente implantadas
  • Asistencia Psicológica o psiquiatrica
Etiquetas: Anestesia y reanimaciónPoliclínica Valdemoro
   

Ortodoncia Invisible  

ORTODONCIA

Guardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Guardar

Guardar

Guardar

   

Dónde estamos  

mapa-valdemoro

CLÍNICA VALDEMORO PLAZA
Plaza de la Constitución, 2-3
91.831.62.11
   

AREA DE DESCARGA  

  REVISTAS BLOG
 REVI revisept16
ultimaInformacio
 DOCUMENTOS DE INTERES
 videos infantiles

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

GuardarGuardar

Guardar

Guardar

   

OFERTA DERMATOLOGIA  

dermagif

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

GuardarGuardar

   
© Policlinica Valdemoro Plaza. NIF.: B-86539889