Tu Salud es lo que importa                                                                    Volumen Nº 29 Noviembre 2017

Sorprendente Teoría sobre la Dislexia

La sorprendente teoría sobre el origen de la dislexia y cómo esta puede curarse

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Los investigadores creen que pueden desarrollar una cura para la dislexia.

Un grupo de científicos franceses cree haber descubierto la causa de la dislexia, la dificultad para leer que se da en individuos que, en principio, no presentan ninguna condición física ni mental que pueda explicar este problema.

Una de cada cinco personas tiene dislexia, según el Centro para la Dislexia y la Creatividad de la Universidad de Yale, el cual asegura que se trata del trastorno de aprendizaje más común.

Pese a estar tan extendida, todavía es poco comprendida.

Cuáles son los principales trastornos del lenguaje y cómo detectarlos

Hasta hace poco más de un siglo, los doctores creían que se trataba de una especie de "ceguera congénita para las palabras", y no fue hasta 1887 que el oftalmólogo alemán Rudolf Berlin acuñó el término "dislexia".

Pero dos investigadores aseguran haber terminado con el misterio de su origen.

Una pequeña zona decisiva

Los científicos Guy Ropars y Albert Le Floch de la Universidad de Rennes estudiaron los ojos de un grupo de 30 personas disléxicas y de otras 30 que no lo eran.

Su observación se concentró sobre todo en la fóvea, una pequeña fosa que se encuentra en la retina.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Los disléxicos tienen dificultades para leer, pero ningún impedimento físico o mental que lo explique.

La fóvea enfoca los rayos luminosos y, por ende, constituye el punto de máxima agudeza visual. Cuando uno se concentra en observar una cosa específica, está utilizando su fóvea.

Los ojos cuentan con dos tipos de células fotorreceptoras, es decir, que procesan la luz: los conos y los bastones.

Gracias a los bastones podemos ver en un cuarto poco iluminado. Pero son los conos los que nos permiten distinguir los colores.

La mayor parte de los conos se encuentran en la fóvea y son de tres clases: los sensibles a la luz roja, a la verde y a la azul.

Discalculia, el trastorno que explica por qué a algunos realmente les aterran las matemáticas

Le Floch y Ropars descubrieron que las fóveas de ambos grupos de personas estudiadas diferían.

Sin ojo dominante

La fóvea tiene un pequeño agujero de entre 0,1 y 0,15 milímetros de diámetro donde no hay conos azules.

La mayoría de personas tienen un ojo dominante al que el cerebro hace más caso que al otro a la hora de procesar las imágenes que le llegan.

Image caption Los científicos creen que la dislexia se puede diagnosticar sólo con examinar los ojos. (Foto: GETTY/GILAXIA)

En los no disléxicos, el hueco de la fóvea del ojo dominante es redondo mientras que el del otro ojo tiene una forma irregular.

En los disléxicos, en cambio, los agujeros de ambos ojos son redondos. Esto significa que carecen de un ojo dominante, según los investigadores.

Dispraxia, cuando la falta de coordinación es más que una mera torpeza

Esto confunde al cerebro, ya que un ojo le proporciona una imagen y el otro, a modo de espejo, le da un reflejo de la misma, según explica el artículo que publicaron esta semana en la revista científica de la Real Sociedad de Londres para el Avance de las Ciencias Naturales (conocida en inglés como Royal Society).

Este descubrimiento ayudaría a facilitar el diagnóstico de la dislexia.

Sus síntomas no siempre son tan obvios, por lo que pueden pasar varios años antes de que padres o maestros sospechen de que un niño es disléxico.

Esto ocasiona estrés y hasta depresión a algunos pequeños, que no entienden por qué aprender les cuesta más que a otros.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption La causa de la dislexia se hallaría en una pequeña zona de la retina, según los expertos.

Pero si Ropars y Le Floch están en lo cierto, bastaría con revisar los ojos de una persona para confirmar o descartar la dislexia.

¿Con cura?

La dupla de científicos también cree que, en base a su descubrimiento, se puede desarrollar una cura.

Las imágenes captadas por los ojos no llegan a los hemisferios del cerebro correspondientes al mismo tiempo.

¿Cómo aprende el cerebro a leer?

Una se atrasa 10 milésimas de segundo, lo que permite "desarrollar un método para borrar el reflejo que tanto confunde a los disléxicos", explicó Ropars al periódico británico The Guardian.

Su equipo utilizó una lámpara que emitía luces LED a tanta velocidad que las mismas se hacían invisibles a simple vista, pero conseguían anular una de las imágenes en el cerebro de los disléxicos cuando leían.

Algunos participantes la llamaban la "lámpara mágica", comentó Ropars, que admitió que se necesitan más pruebas para comprobar su efectividad.

Redacción BBC Mundo

18 octubre 2017

CONSULTE CON NUESTROS ESPECIALISTAS

Ortodoncia Invisible

ORTODONCIA

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Revonar Carné

carne 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Guardar

GuardarGuardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Implantes Dentales

anigif PROMOCIÓN¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ IMPLANTES. (Nobel-Biocare) Tecnología Branemark Original
Importe:  Implante completo.  1.900€  Con Guía quirúrgica.
¡¡¡¡ Consulte su Financiación!!!!! Visita e información Gratuita.

Guardar

Guardar

Guardar

Centro Vacunación

VACUNATE

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

COMIENZA PUBLICIDAD

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

TEST-HARMNOY-300x300

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar