Editorial 09-2015

Las vacaciones nos permiten descubrir nuestra vena perezosa y retomar aficiones y deseos que la rutina laboral había relegado al olvido.  Lo malo es que se acaban. Ahora toca rencontrarse con esos viejos amigos que te han estado esperando mientras tú no estabas: la semana sin cole antes de la vuelta para hacer malabarismos con los niños, las cartas del banco, no se te ocurra abrirlas, Los exámenes de septiembre, Ah, se siente; haber estudiado más en junio. Las nuevas temporadas de las series de televisión.  Si no las ves, no existes.

Los buenos propósitos, ya sabes cuales, los de todos los años: abandonar los vicios, practicar más deporte, dedicar más tiempo a la familia, aprender un idioma, sacar el carné de conducir, hacer reformas en casa, hacer nuevos amigos, ver menos la televisión, leer muchos libros… desayunar. La báscula, Chivata traidora que te hace decir cosas como: “Tiene que estar estropeada. Es IM-PO-SI-BLE que haya engordado siete kilos en siete días”.  El despertador  ¿Habéis leído el cuento El corazón delator, de Edgar Allan Poe? Pues lo mismo, pero a pilas. Todo esto nos lleva a sentir el descontento de estar de vuelta y un estado de ánimo que nos hace más difícil empezar la rutina nuevamente.

La depresión post vacacional suele durar más o menos una semana, así que trata de buscarle el lado positivo a tu vuelta. Al principio te costará un poco encontrar el motivo por el que quieres volver, pero te aseguramos que existe, solo tienes que buscarlo bien.

Trata de ir adaptando poco a poco tus horarios a los que tienes habitualmente, así no te costará tanto madrugar el primer día de trabajo. Es decir, si habitualmente te levantas a las 11:00 de la mañana durante tus días libres intenta gradualmente levantarte algo más pronto.

Si esta es tu primera semana de trabajo, intenta hacer algo especial en los descansos que te relaje. Aprovechar las horas de la comida para ir a un buen restaurante o los minutos libres para pasear y tomar el sol como hacías durante tus días de verano pueden ser buenas opciones.

Para que el golpe de volver a trabajar no sea tan duro, prepara quedadas con tus amigos para ir de cañas por la tarde, salir por la noche o acudir al cine... Así no echarás tanto de menos tus días de descanso estival.

Acostúmbrate a apreciar tus fines de semana. Recuerda que hasta que vuelvas a tomarte vacaciones, estos serán tus únicos momentos de libertad así que planéalos para exprimirles todo el jugo que puedas y no caigas en la rutina.

No hay nada mejor que ponerte a hacer deporte para desahogarte de todas esas tensiones que te provocan escuchar al listillo de turno de la oficina o a tu jefe. Seguro que con una hora y media de gimnasio se te pasaran los instintos asesinos que tienes tras el primer día de volver al trabajo.

Recompénsate con una visita a nuestro Equipo de Psicología, por lo bueno que has sido al volver a la oficina sin quejarte ni  rechistar. Si no se te ocurre nada nuevo que añadir a tu lista de caprichos aquí te lo daremos. Feliz vuelta y buen comienzo!

 

 

Guardar

Ortodoncia Invisible

ORTODONCIA

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Revonar Carné

carne 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Guardar

GuardarGuardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Implantes Dentales

anigif PROMOCIÓN¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ IMPLANTES. (Nobel-Biocare) Tecnología Branemark Original
Importe:  Implante completo.  1.900€  Con Guía quirúrgica.
¡¡¡¡ Consulte su Financiación!!!!! Visita e información Gratuita.

Guardar

Guardar

Guardar

COMIENZA PUBLICIDAD

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

TEST-HARMNOY-300x300

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar